domingo, 6 de enero de 2008

Anoche soñé

Anoche tuve un sueño.Un sueño increiblemente extraño que me asustó y quise olvidarlo apenas me levanté, pero algo hizo que no pudiera olvidarlo.Entonces decidí escribir sobre el, buscarle significado y que de esa manera pueda quitarle el poder de pesadilla que ejerce sobre mi.

Eran las cinco de la mañana cuando nos montamos al bus. Iba con mi familia rumbo a un santuario; un convento resguardado del paso del tiempo y del progreso, por las altas montañas que lo rodeaban.
Llegamos a ese lugar sagrado, donde , según lo que la gente decía, se otorgaba todo aquello que uno pidiera con fervor.Era un sitio considerado milagroso, adonde iban peregrinos o curiosos cada mes.
Cuando llegamos a ese lugar, me llamó la atención una de las montañas cercanas, la más alta. Tenía dos picos que semejaban dos ojos malvados y vigilantes.Sentí escalofrios pues ese lugar frío y tan lejano me producia cierta especie de terror y curiosidad.
Después de un pequeño tour por las instalaciones del convento y los alrededores,almorzamos en un pequeño restaurante y fuimos caminando a la gruta donde supuestamente se había aparecido alguna figura benerada que le había concedido a ese lugar su fama de realizar milagros.
Al llegar a la gruta, lo primero que noté fue un palo de madera de una altura considerable, manchado de sangre. Algunas de las manchas parecían recientes mientras que otras ya llevaban mucho tiempo ahí. Y en la parte más alta de esa estaca, vi que había un objeto pequeño sostenido por un clavo grande..¡era un dedo!

Corri a los brazos de mi mamá y le conté lo que había visto.Ella tambien lo habia visto...
No pude dormir esa noche, la imagen del dedo quedó grabada en mi cabeza.

La leyenda detrás de la gruta


Cuentan los campesinos de esa zona que hace muchos años se le apareció en esa gruta a un simple campesino, un hombre vestido de blanco, su nombre y su mensaje se han perdido en el tiempo con esta leyenda . El campesino clamó haber visto un santo, y desde ese día, se empezó a considerar la gruta como un lugar sagrado.Pero, también desde ese día, cada persona que visitaba aquel lugar perdía un dedo. Este dedo era la ofrenda al santo, cuyos milagros nunca se supieron.

2 comentarios:

LuisK dijo...

Wow q miedo, religion y dedos cortados es una combinacion q asusta bastante, jeje sos buena contando historias de miedo o x lo menos soñandolas

Valeria dijo...

jeje ese es uno de los santos mas exigentes q he visto jaja. No, hablando en serio esta freaky tu "sueño" *hugs anita* tooodo va a salir bien! ^^